CRÍTICA CRÓNICA CONCIERTO BEBE TEATRO ALCÁZAR (15-09-10)

Publicado: 22 septiembre, 2010 de forbidden08 en Sin categoría

Desproveer a la música de los caros y tecnológicos ropajes que la adornan en los tiempos que corren es un riesgo que no todos los artistas pueden correr, de hecho sólo aquellos artistas que también son músicos son los únicos que saldrían indemnes de este salto sin red. En España hay una rara avis que canta con acento extremeño y que desgraciadamente se deja ver poco, demasiado poco. Y no es por que se promulgue poco en los escenarios, que también, sino porque su bagage de niña perroflauta y una imagen proyectada con viraje a la izquierda no deja que el público se acerque a su música con la mente abierta a otras sensibilidades. Sensibilidades que emanan todas de las silabas repletas de acento de Bebe.

La semana pasada, miércoles, en la antesala del teatro Alcázar decidió marcarse ante doscientas personas un ensayo organizado. Esto de ensayo organizado es porqué los presentes tuvimos la oportunidad de ver un taller de música, el lugar donde se crea, la magia que fusiona a los músicos entre besos y la camaradería casi de barroca sexualidad que envuelve la improvisación de temas que se conocen algo más que de oídas. Bebe se presentó cargada de esa tontería que le sobra y que a la postre es aquella que le deja escribir con esa dejadez que enamora.

Pero se presentó segura, media hora tarde, pero con la seguridad de estar arropada por unos músicos que eran más estrellas que ella misma.

Bebe empezó, cantó cuatro temas, 1,2,3 y al 4 descansó media hora. Tonterías de Bebe, qué le vamos a hacer, pero se acabaron las críticas, porque ese descanso dio paso a un efluvio de sensaciones, de emociones, de canciones bien cantadas, un pasacalles continúo de músicos gigantes, de notas musicales. No en vano las versiones de sus antiguas (las del anterior disco) fueron las más acertadas de una noche en la que hubo comunión con tufo a poesía, con el regusto amargo del alcohol y con las lágrimas de un público que no paraba de tocarse y abrazarse.

Si por mí fuera hubiera degollado a la tercera parte del público asistente que no paró de hablar durante toda la actuación. Pero lo que salía del escenario bajo la letra de canciones tan enormes como ME FUI, SIEMPRE ME QUEDARÁ, o BUSCOME, y tantas otras de nombre imposibles hacía enloquecer al más sordo y ensordecía el oído más fino. Aquello se escuchaba con los pulmones y el corazón. Una lección magistral de un taller de músicos que cantaron un tercio del repertorio de memoria de oídas y con la bandera de la improvisación. Un ejercicio precioso para todos los que disfrutamos de la música como cada canción fuera la última copa de una noche.

P.D.: Gracias Sarahnay por regalarme mucho más que una entrada…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s