NACHO VEGAS, FERNANDO ALFARO Y REFREE SE PASAN A LA AUTOEDICION

Publicado: 13 noviembre, 2010 de manubadman en Sin categoría

Nace MARXOPHONE.

Hay que estar de enhorabuena, cuando tres grandes mentes de la música española se alian con la agencia de contratación y management, I´m Artist y deciden dejan el camino “correcto”, “fácil”, “lógico” y optan por la autoedición de sus obras.

Estamos hablando de

*Refree, alias de Raul Fernández, multinstrumentista, productor, y músico que en sus inicios casi todas sus canciones eran en catalán y poco a poco ha ido dejando huecos para el castellano. Su disco “Matilda”, va a ser el primero que salga a través de Marxophone.

*Nacho Vegas, el mejor contador de historias tristes del mundo, y uno de los artistas a los que más recurro cuando tengo uno de esos dias “plof”. Tras debutar en solitario en 2001 siempre lo había hecho de la mano de Limbo Starr, pero ha decidido separarse de ellos (según la discográfica, de forma amistosa). En enero-febrero sale a luz su nuevo disco “Reavivación de las hostilidades”, y para aprovechar el tirón, Limbo Starr sacará una caja deluxe con todos los ep´s que ha publicado (5 o 6 creo). Habrá que rascarse el bolsillo.

*Fernando Alfaro (ex Surfin  Bichos, ex Chucho) uno de los mejores letristas de este pais. Y que tras su aventura en solitario junto a Los Alienistas, ahora ya está ultimando lo que será su nuevo disco esta vez solo como Fernado Alfaro.

Como no cabía esperar de otro modo, la presentación a las masas de Marxophone, ha sido a través de un comunicado digno de estas 3 grandes mentes de la música MUNDIAL, que narices.

Aqui se lo dejo para que se diviertan leyéndolo. El nombre viene de Marx, el filósofo, y de Parlophone, el sello de los Beatles. Aunque el nombre como tal existe y es de un instrumento musical.

España jamás ha adoptado la moderna moda francesa consistente en comenzar y realizar una revolución en tres días

 Carlos Marx (“New York Daily Tribune”, 9 de septiembre de 1854) Tiene gracia. Aunque sabíamos que todo esto, o al menos algo parecido, iba a ocurrir, no habíamos sido capaces de convertirlo en algo concreto. Sin embargo, la realidad, tozuda como siempre, nos ha ido empujando y uniendo a distintos músicos en una idea parecida, en principio abstracta, muy vaga, sin nombre. Sin que apenas nos diéramos cuenta. Lentamente. Sin una intención predeterminada. Pero ha ocurrido. Estamos aquí. Hemos llegado. Por fin. Hagamos historia. Desde hace años, cada vez se nos hacía más complicado perder tiempo y energías en discusiones, dudas y esperas. Innecesarias, agotadoras y casi siempre relacionadas con eso de fabricar discos. No era un problema con los sellos discográficos en general ni con las personas que se encargan de ellos, todas maravillosas, sino con la idea de sello en sí misma. Con su concepto. ¿Está agotado? Sinceramente, ¿es imprescindible tener un sello a estas alturas? ¿Son una ayuda o se han convertido en un obstáculo? Así que, entre cerveza y cerveza, aquella noche en Barcelona, empezamos a hablar de autoeditarnos, de arriesgar, de volver a un momento fundacional, primitivo y atrayente. Autoeditarnos. Sonaba bien. Tomar decisiones. No esperar. Que las canciones fueran nuestras y de nadie más. No entrar en aburridas espirales sin salida, no esperar a unos royalties que en realidad nunca han existido ni existirán, sino tomar las riendas de nuestra propia obra. Preparar las canciones y grabar un disco sin mirar el calendario. Trabajar. Autoeditarse. Sonaba bien. No, no traigas cerveza, mejor trae ya el vino. Pero, claro, había un problema, formulado siempre en forma de tópico: “los artistas no saben controlar sus negocios”. Bueno, ¡algunos sí! Y no es el lugar de explicar quiénes. Pero era cierto. No tenemos demasiado tiempo para encargarnos de la logística necesaria para editar un disco y para que la gente sepa al menos que lo hemos editado. La fabricación. La promoción. Eso asusta, y no tiene nada que ver con nuestro trabajo. Pero podían hacerlo los de I’m An Artist, que han participado en muchas de esas neblinosas conversaciones de bar sobre lo divino y lo humano, sobre la edición y la autoedición, sobre si la industria musical tiene algún futuro o debe reinventarse desde la base. Y están con nosotros y tienen ganas de lanzarse. Hecho. Aquí estamos, en plena revolución, o simplemente en una modesta reforma (la discusión entre revolucionarios y reformistas también es eterna y apasionante y da mucho juego), preparados para experimentar y pensar en reinventar el negocio. Decidido. Como el nombre, y mira que ha costado encontrar un nombre. Este colectivo se va a llamar Marxophone, algo entre Parlophone y la revolución. Marxophone. Hecho. Nos vamos a autoeditar. Y nos gusta. Y empezamos ya, el 15 de noviembre, con “Matilda”, el nuevo disco de Refree. Que no nos pase nada. Gracias a todos.

sensual video:(El reloj)

http://www.youtube.com/watch?v=rLTJ_WZiL_Y&playnext=1&list=PL58415E738A97ECCB&index=5

uf…

“y ahora estoy perdido,

me queman los celos,

de esos lunares que pueblan tu cuerpo,

ay amor,

mas no de tenerlos,

envidia de serlos,

para abrazarte en secreto amor.”

“problemas de sueño”   (lástima que no haya encontrado un video con mejor sonido, pero quería poner esta canción)

http://www.youtube.com/watch?v=1n8QgUdTSvs

“Bravo” (un concierto para no olvidar nunca jamás)

“te odio tanto que yo mismo me espanto de mi forma de odiar”

http://www.youtube.com/watch?v=PsO5zmASxHk&feature=fvsr

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s