HIGH VIOLET, el álbum oculto de THE NATIONAL.

Publicado: 13 enero, 2011 de forbidden08 en Sin categoría

Son cosas raras que pasan a veces, cuando cansado de ver un disco en tu estantería tras la tercera escucha, lo abandonas con un simple pfff..el anterior era mejor.

Gracias a las horas de hastío laboral, gracias al atasco de cada mañana, gracias a la tecnología y sobre todo gracias a Dios, en un momento dado fue iluminado y presté atención al sólido disco que los americanos se habían marcado. Y juro por Dios que no entiendo los designios que la melodías nos tiene reservados a cada cual, tengo este disco en un flamante empaquetado vinilo y nosupe prestarle la atención requerida. Ahora arrepentido vengo a presentar mis disculpas con esta retórica entrada para, cuál profeta, advertiros de que en este disco hay otra salvación.

En parte entiendo el por qué de ese mirar con dignidad desde mi sofá, sin apetecerme toquetearlo, la culpa de todo la tiene el orden de las cosas, y en este caso concreto el orden de las canciones. De las once piezas que lo componen, las peores de todo el álbum, sin llegar a ser malas, son las dos primeras. Como una buen novela, si aguantas el tirón de la presentación, lo que te encontrarás después serán excelsas melodías, de esas suaves pero con pies de plomo, cadencia en las letras, que se cantan con amargura y sin desgana. The National vuelven a cantar a la desesperación, al desengaño, y se sumergen entre bajos y graves, para conformar un sonido marca de la casa y arrebatarle  al menos 9 canciones al Libro de las Buenas Maneras.

No exagero, a pesar de mi querencia al exceso (como diría mi amigo Antonio Castuera, a veces puedo ser muy Mónica Naranjo) si digo que “Conversation 16”  en primer lugar y “Anyone´s ghost” en segundo, son dos candidatas perfectas para la beatificación de canciones que grabarías en un recopilatorio a los amigos.

En las últimas 24 horas he escuchado el disco non stop 7 veces, eso no me ocurría desde la publicación de “The Suburbs” de Arcade Fire, y sin llegar a la excelencia de aquél otro, nos encontramos ante High Violet, que al final no ha resultado ser su garantía para entrar de lleno en las masas (¿por qué siguen queriendo venderlos como los próximos Wilco?), pero sí que les ha acomodado en la butaca de la excelencia.

Un delicatessen sólo apto para todos los públicos.

Por cierto, el vinilo es una gozada. Así da gusto gastarse los lereles.

Los veremos en el próximo Primavera Sound.

Anuncios
comentarios
  1. Ibán dice:

    Es que the National molan cacho.

  2. forbidden08 dice:

    Molan sin parar de molar, la verdad. No entiendo por qué en España no son más aclamados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s