AMY WINEHOUSE – copiando voy, copiando vengo. (1984-2011)

Publicado: 26 julio, 2011 de manubadman en Sin categoría

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Si alguien ha estado este fin de semana desconectado del mundo exterior, quizás le interese saber que Amy Winehouse ha sido encontrada muerta en su domicilio de Londres.

Todo el mundo está llorando su pérdida, comentando la gran promesa musical que era, etc, etc, etc… cumpliendo con esa regla no escrita de que todo el se muere es bueno.

 Pues vamos a ser un poco críticos para no repetirnos mucho con el resto de opiniones.

A Amy la naturaleza le dió una mala cabeza y una bonita voz.

Con su bonita voz, Amy empezó su vida musical copiando a las grandes divas del Soul y publicó dos discos que son una gozada, pero que no aporta nada nuevo al panorama musical. Toda su aportación es un plagio, una copia barata, pero que por lo menos revitalizó el Soul a nivel de ventas.

Ya les anticipo que en breve saldrá el nuevo disco que estaba a punto de publicarse, y venderá como churros pues los humanos “somos así”.

Y con su mala cabeza, ha decidido irse al otro mundo voluntariamente o involuntariamente pero jugando muchas papeletas.

Pero lo ha hecho como hacía en sus inicios musicales. COPIANDO.

Una más para el club de los 27. ¿Que de que les hablo? Pues de esa edad a la que misteriosamente algunos artistas han decidido acabar con su vida o la muerte ha decidido llevárselos.

He aqui un resumen:

Jimi Hendrix murió a esa edad el 18 de setiembre de 1970 por aspirar su vómito, producto de una ingesta de alcohol y somníferos.

Menos de un mes más tarde, y por sobredosis de heroína, fallecía Janis Joplin. También tenía 27 años.

Jim Morrison. El líder de The Doors, consumidor habitual de LSD, fue hallado muerto en la bañera de su piso parisino, 3 de julio de 1971, quien contaba con 27, por supuesto.

 

El 5 de abril de 1994, después de estar inhallable por varios días, el cuerpo de Kurt Cobain (cerebro de Nirvana) fue encontrado en su mansión. Se había dado un tiro en la cabeza y estaba rodeado de restos de drogas.
En la Argentina, el cuartetero Rodrigo (El Potro) murió en un accidente automovilístico en el que, según las pericias, sin dudas tuvo que ver el consumo de alcohol. El Potro era consumidor de cocaína, según muchos testimonios.

Brian Jones, fue miembro fundador de The Rolling Stones, Su comportamiento errático; la fricción con sus compañeros, en especial con Richards por relacionarse con su ex pareja Anita Pallenberg; y el poco aporte en los álbumes de la agrupación lo llevaron a ser despedido de The Rolling Stones. Los abandonó el 10 de junio de 1969 y poco después se retiró a su granja de Sussex. Un mes más tarde fue hallado muerto en su piscina, los reportes indicaron que el músico murió a causa de un ataque de asma, enfermedad que sufría desde hacía tiempo, que se le presentó mientras se encontraba nadando, aunque en la actualidad esta versión todavía es muy discutida.

He incluso hay una novela de ficción que aborda este tema con explicito título:

Morir a los 27 de Joseph Gelinek:

John Winston, cantante y líder de The Walrus, aparece muerto con cuatro disparos en la suite de su hotel después de un concierto. La policía pronto descubre que Winston ha fallecido a una edad considerada maldita en el mundo de la música pop. Jimi Hendrix, Janis Joplin y Jim Morrison son algunos de los ilustres miembros del macabro club de los 27. A pesar de su imagen de apóstol de la paz, Winston tenía numerosos enemigos. Entre ellos, el irlandés Ronan O’Rahilly, “Mr. Download”, el más famoso pirata informático que mediante holografías, ha conseguido piratear el último bastión que les quedaba a los músicos: los conciertos en directo. Además, la investigación da un vuelco inesperado: Markk David Xhampman, el asesino de John Lennon que lleva recluido en prisión más de treinta años, asegura estar detrás de la muerte de Winston. Empresas discográficas sin escrúpulos seductoras groupies caza estrellas, fans enloquecidos… la novela muestra la cara más oscura del negocio del rock.
 
ASI QUE NADA, QUERIDA AMY, YA ERES LEYENDA, A BASE DE COPIAR Y COPIAR, PERO YA ERES LEYENDA.
 
Menos mal que adquirí la edición de 4 cd´s con material exclusivo de toda tu discografía cuando aún estabas vivita y coleando, pues me temo que tu muerte lo ha revalorizado todo, y es que las hienas vienen rapidamente a disfrutar de la carroña.
 
Anuncios
comentarios
  1. forbidden dice:

    Aunque le voy a dar la razón en que sus discos están pelín sobrevalorados. Siento discrepar, una vez más, en su adjetivo de “copia barata”. Hace mucho que no reconozco unos discos tan reales y auténticos como los dos que firmó la pobre británica.

    “Emular y copiar” son dos términos que hablando de música y puestos frente al sitio común “no aportar nada nuevo”, no son más que términos vacíos, sin lógica, y que debieran usarse sólo en relación al espacio y al tiempo en que la obra es creada. No creo que haya muchas señoritas Amy Winehouse en estos actuales años…como tampoco hubo muchas Dinah Washington en su época…¿o sí?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s